Bienvivido y Bienvivida

BUENO, EN EL FONDO, FONDO, FONDO, NO EXISTIMOS.

domingo, 23 de abril de 2017

Movimiento Butoh


Artículo publicado en la revista RTG (Revista de Terapia Gestalt)
Nº 37 /2017. Título del tema monográfico:
MOVIMIENTO VITAL

Hacer consciente el inconsciente. 
Poder sumergirse como el buzo y volver a flote. 
Todo creador es un Orfeo que logra 
regresar en vida del reino de los muertos. 
En eso consiste el arte. 
La obra proviene del reino de las sombras.
TÓTILA ALBERT



Fue en el festival UNO de movimiento y danza consciente  donde pude conocer de forma práctica en un taller la danza butoh. Hicimos un ejercicio donde había que expresar danzando el dolor o la tensión que uno llevara, es decir, exagerándolo y aumentándolo. Dicha propuesta me pareció muy gestáltica, y de ahí nació mi interés por profundizar más en la danza butoh. Llevo haciendo butoh durante dos años una vez a la semana, ¿Qué es la danza butoh? Cuento su origen: 

El primer bombardeo nuclear en 1945 sobre objetivos civiles en la historia de la humanidad en Hiroshima y Nagasaki, trajo consigo la rendición incondicional de Japón ante las fuerzas aliadas. Con el correr del tiempo, las imágenes de algunos sobrevivientes de aquel holocausto nuclear, que caminaban desorientados, con sus cuerpos quemados y con los globos oculares reventados y colgando sobre sus mejillas produjeron una reacción de asco y repulsión entre los japoneses. Ese trágico suceso inspiró la danza Butoh, también llamada "la danza hacia la oscuridad".







El auténtico fundador de la técnica butoh fue el coreógrafo japonés Tatsumi Hijikata (1928-1986), que junto a Kazuo Ohno (1906-2010), a diferencia de Tatsumi, era más un solista performático que un técnico y coreógrafo, conformaron el núcleo de lo que hoy se conoce como danza butoh. Fue en la década de 1960 que comenzaron a desarrollar esta forma de danza usando sonidos, pinturas, esculturas, palabras y visualizaciones para la creación de movimientos que pueden ser muy sutiles, microlentos, rápidos, grotescos, violentos, extremos, angelicales,  fantasmagóricos, demoníacos y oscuros. 

 Es en un taller de danza butoh, donde descubro el origen de la técnica de la silla vacía utilizada en Gestalt.  El butoh actual ha tomado del budismo tibetano distintas prácticas como el enfoque llamado "Feed you demons", o sea, “Alimenta a tus demonios”. Es un enfoque sanador que se basa en convertir tus demonios (aspectos egoicos) en aliados. Este método está atribuido a una mujer yogini  llamada Machig Lapdrön que vivió en el siglo XII en el Tíbet. Se dice de ella que fue una mujer iluminada que cultivó una práctica llamada Chöd. Machig integra la sabiduría chamánica, que era un movimiento fuerte hace mil años (Bön Chamanismo), y el budismo tibetano, creando una especie de sincretismo religioso. Esta experiencia de “Alimenta tus demonios” la hicimos sólo en una ocasión y la variante que tiene respecto a la silla vacía gestáltica es que una vez que hemos integrado a nuestro demonio, después del diálogo establecido intercambiando los cojines con él, hacemos un escrito o dibujo de la experiencia y finalmente improvisamos una danza como una forma de compartir la nueva relación y hacer un ajuste energético con nuestro demonio.


Son enormemente variados los tipos de juegos imaginarios que desde el movimiento corporal utilizamos en los talleres, en cada sesión siempre quedo sorprendido y fascinado. También son muy profundas y variadas las dinámicas de calentamiento. La meditación en la anatomía corporal es parte importante en el inicio de la sesión. 

Mi maestro Jonathan Martineau narra así la aventura de esta danza : “Todo son túneles y puertas de entrada. Cualquier evento, objeto o palabra tienen su segundo sentido que se relaciona con la intimidad de tu vida y sus memorias. Ninguna casualidad. Resonancias infinitas y conexiones en espacios plegados y tiempos invertidos. Se oyen los pensamientos, se materializan las intuiciones, se multiplican las sincronías, se captan memorias ajenas al vuelo, se dialoga con los insectos, se empatiza con plantas y árboles, con duendes y ángeles guardianes, con astros y demonios”. 



La experiencia es grupal, por tanto le damos importancia al contacto físico, a veces sutil, otras veces amontonados y arrollados en el suelo, pero creando con el cuerpo esculturas naturales y originales. La hipersexualidad y la hiperfobia se desvanecen, si las hubiera, al entrar en contacto físico con los compañeros de danza. 

Experimentamos también con frecuencia la retirada, aunque nos encontremos en un rincón de la sala aislados del resto del grupo, no nos sentimos solos ni separados del grupo (de la vida). Bachelard, en palabras de Martineau, deja claro el interés de sentirnos unidos a un todo de forma natural: 

“Cuando la imaginación está viva, todo, absolutamente todo conspira para proporcionarles a los seres aislados una vida universal. Nada que corregir, nada que mejorar, nada que quitar ni que añadir. Escucha, entrega, juego, inocencia, generosidad, más escucha, más libertad, menos conceptos convenidos, más sueños y más consciencia en los sueños, más conceptos que permiten ver un mundo que no alcanza el lenguaje. Miles de ojos, ninguna mirada fija. Ningún espacio fijo. Espacio naciente. Pensamiento naciente. No danza terapéutica. Danza del ser naciente”.


El butoh se nutre de una vanguardia filosófica que entiende el pensamiento como emanación del cuerpo. Una amiga gestáltica después de ver una actuación de expertos en danza butoh, mientras tocábamos con mi grupo musical Dhun.2, me dijo que era una danza muy mental. Tal vez a mí me encaja porque soy de corte mental. Entiendo que es una combinación y cultivo de la mente, imaginación, cuerpo y emoción. También se abre la mente subconsciente y se desmorona la mente enjuiciadora. 

De la página inicial del blog de J.Martineau, “Butosofía.com”, he tomado esta cita suya como presentación de su trabajo: 

“El seminario de butosofia ha sido concebido para sembrar semillas de una nueva manera de comprender cuerpo, mente y espacio en su estado naciente”.


Es una práctica que te lleva a tener más consciencia del constante movimiento que somos. Estoy en movimiento, en una danza persistente; todas mis células están danzando al ritmo de mi pulsación vital. Me pica en este momento en el centro de la espalda, me cuesta llegar y eso me obliga a sacar pecho, mi cuerpo se abre y deja espacio para que siga la danza; para que se movilicen las zonas olvidadas. Respiro y siento que tengo nariz, una nariz que si hablara me diría: “acuérdate más de mí”. Abro los dos orificios de la nariz con los dedos y puede entrar más cantidad de aire, me ventilo el centro de la cara. Se me ocurre escribir esto último como ejemplo de estar más en contacto con la danza del cuerpo en lo cotidiano. 

 En las fechas finales del curso solemos dejar entrar en la sala a amigos para mostrarles una acción escénica. Algo que nos repiten con frecuencia los amigos espectadores es que tiene mucho de estética plástica, aunque no empleamos técnicas de danza, y también dicen que les introduce la actuación en una meditación, otros lo vivencian como un extraño viaje movilizador.

Sí, es un viaje hacia abajo, hacia la oscuridad. Comparable a cuando dormimos en la noche oscura y entramos directamente al mundo de los sueños. Sueños que nos reparan y nos desprenden de toda lógica y seguridad. En Gestalt también jugamos con los sueños, cuando nos identificamos con cada parte del sueño, y todo tiene un significado real. Entonces podemos jugar a ser jirafas, plantas o estrellas. A ser todo. En los sueños estamos desprendidos del control racional, exceptuando los sueños lúcidos. La danza butoh es como entrar en un sueño lúcido, con la diferencia de que incluimos el movimiento corporal. 

 Durante la danza estamos sumergidos en la oscuridad, pero jugando con la seriedad que juega un niño. La oscuridad nos cuida en la noche, nos rehace e ilumina, o sea, experimentamos eso de ser un@ más con el todo. Tiene un efecto psicoactívo, pero sin la resaca de determinadas sustancias , dice Martineau. Al acceder a la oscuridad la luz se enciende sola, como en ciertos servicios públicos donde la luz automática prende al entrar.






En la palabra OSCURIDAD podemos leer “OS CUIDA” , “OS CURA” y “OS CRÍA”


En la danza derviche el giro se hace hacia atrás, hacia la izquierda, que es la ruta hacía abajo, hacia lo oscuro, y de ahí parte el vuelo a la luz de lo real. Así que podemos entrar en nuestro trauma o dolor y danzarlo, exagerarlo y expandirlo. En esta danza el viaje hacia la oscuridad es divertido, nunca frívolo. Te puedes convertir en un cadáver, demonio o monstruo, y gozarlo sutilmente.

Emilio Blázquez

domingo, 19 de febrero de 2017

DE LOS HIJOS



Del libro "La construcción de la realidad" de Jacobo Grinberg: 

"La relación padre-hijo o madre-hijo, sólo es productiva cuando ambos miembros son capaces de aprender uno del otro. Esto se produce en el momento en que la estructura de ser padre o madre se logra desechar, quedando aquello que es esencial y es propio. Un hijo nunca debe ser un objeto de uso ni tampoco un satisfactor de necesidades. Es un hermano y compañero que enseña y aprende, y es, por tanto, digno de mayor respeto y admiración. El deseo de hacer del hijo lo mismo que el padre o la madre, es sólo una huida ante la propia inseguridad. Es el deseo de establecer un acuerdo y de fincar una estructura. Quien no sea capaz de aprender de un niño, no debería tener hijos".






domingo, 5 de febrero de 2017

LA OSCURIDAD NOS CUIDA





OSCURIDAD HERMOSA 

(GONZALO ROJAS)


podemos destacar en la oscuridad
CUIDA, CURA, CRIA

Anoche te he tocado y te he sentido
sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
sin que mi cuerpo huyera, ni mi oido:
de un modo casi humano
te he sentido.

Palpitante,
no sé si como sangre o como nube
errante,
por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
oscuridad que baja, corriste, centelleante.

Corriste por mi casa de madera
sus ventanas abriste
y te sentí latir la noche entera,
hija de los abismos, silenciosa,
guerrera, tan terrible, tan hermosa
que todo cuanto existe,
para mí, sin tu llama, no existiera.



lunes, 23 de enero de 2017

El camino del medio es estar exactamente en el sitio



El camino del medio es un estado capaz de relajarse
en medio de la paradoja y ambigüedad.   

El camino del medio está muy abierto
Pero avanzar por él es duro porque 
atenta contra contra el núcleo
del patrón neurótico.

La meditación es una preparación para seguir
el camino del medio y para 
estar exactamente en el sitio.

Texto de Pema Chödrön


Una libertad que quema










sábado, 7 de enero de 2017

Transformarnos en flor



¿Qué hacemos cuando nos sentimos derrotados? 
¿Nos cerramos o nos suavizamos? 
¿Aprendemos o nos hacemos más estúpidos? 
¿Nos penetra la espada o la transformamos en flor?


lunes, 2 de enero de 2017

Celebrar la impermanencia




"Cuando la impermanencia se presenta en nuestras vidas, podemos reconocerla como tal. No tenemos que buscar oportunidades de hacerlo. Cuando te quedas sin tinta en el bolígrafo mientras escribes una carta importante, reconócelo como impermanencia: es parte del ciclo de la vida. Cuando alguien nace y cuando alguien muere, reconócelo como impermanencia. Cuando te roban el coche, reconócelo como impermanencia. Cuando te enamoras, reconócelo como impermanencia y permite que eso haga más intensa la preciosidad (...) Esta es una práctica de veinticuatro horas al día." 

Nos lo recuerda Pema Chödrön en su libro "Cuando todo se derrumba". 



CELEBREMOS LA...








domingo, 25 de diciembre de 2016

Rompiendo tabúes sobre alimentación y deporte



En esta serie de post titulada Médica Ética trato de exponer temas  que nos liberen de los consejos médicos adscritos más a intereses de la industria  farmacéutica que a las necesidades reales de sanación. La ética   es la rama de la filosofía que estudia lo correcto o equivocado del comportamiento humano, por lo tanto estamos en un terreno complicado tratando de saber qué es lo correcto. Entiendo que el siguiente texto nos puede liberar o nos puede hacer caer en la idea de que todo vale, por eso lo dejo a la libre interpretación de cada cual.

Entrevista al Dr. Paulo Ubiratan. Director médico del Hospital de Porto Alegre, en Brasil. 

Pregunta: Los ejercicios cardiovasculares prolongan la vida ¿es verdad?
Respuesta: El corazón está hecho para latir una cantidad de veces determinadas. No desperdicie esos latidos en ejercicios. Su periodo de vida se gastará, independientemente de su uso. Acelerar su corazón no va a hacer que usted viva más. Eso es como decir que usted puede prolongar la vida de su coche conduciendo más deprisa. ¿Quiere vivir más? Échese la siesta.


P: ¿Debo dejar de comer carnes rojas y comer más frutas y vegetales? 
R: Se necesita entender la logística de la eficiencia en alimentación. ¿Qué comen las vacas? Hierba y maíz. ¿Qué es eso? Vegetales. Entonces un filete es el mecanismo más eficaz de colocar vegetales en su sistema. ¿Necesita comer cereales? Pues coma pollo.


Ilustrado por Emilio Blázquez


P: ¿Debo reducir el consumo de alcohol? 
R: De ninguna manera. El vino está hecho de fruta. El brandy es un vino destilado, lo que significa que se elimina el agua de la fruta de modo que usted saque mayor provecho de ella. La cerveza también está hecha de cereales. No limite demasiado su consumo.

P: ¿Cuales son las ventajas de un programa regular de ejercicios? 
R: Mi filosofía es: si no tiene dolor, no haga nada. Está usted bien.

P: ¿Algún consejo más que nos pueda dar? 
R: Si andar mucho fuera saludable, los carteros serían inmortales. Las ballenas se pasan nadando todo el día, solo comen pescado y solo beben agua. Sin embargo están gordas. Las liebres corren, saltan y no paran, pero no pasan de 15 años de vida. La tortugas no corren y no hacen nada, pero viven 450 años.

Ver entrevista completa

OTROS POSTS DE MÉDICA ÉTICA:

¿Tú te crees normal?

Primer programa cuestionando las vacunas en R3 / RNE

La industria farmacéutica está medicalizándolo todo

Es el estado del alma lo que determina la salud

Fallecimiento en un hospital

EL MEDICORAZÓN




domingo, 18 de diciembre de 2016

TE QHIERO



No te quiero, 
pues si digo te quiero siento que te poseo.

No te quiero, 
pues al decirlo mi boca se hace comercio

y mis engranajes buscan serios un anclaje en tu cintura.
No te quiero, 
pues al decirlo te siento presa
y te observo quieta sin magia alguna.


No te quiero, 
pues al decirlo mis colmillos se aceleran
y mis ojos primavera duermen su estación desnuda
y así poco a poco van dando paso al invierno desconfiado,
que siempre trata de guardar en un saco bien atado 
las flores que hace unos meses me llenaron de sorpresa.







Prefiero mirarte, ver cómo aprendes, 
ver como a la tristeza sometes 
con un simple gesto de dulzura.

Ver cómo te inventas, cómo traficas con lo imposible,
como traes al mundo visible realidades antes oscuras.

Prefiero observarte, ver cómo te quieres, 
vernos tejer en tu vientre la palabra travesura
Sentir tu dolor cuando el mundo te quiebra 
y sentir tu valentía cuando le pides consejo al llanto.

Pero no te quiero, 
pues al decirlo siento robarle una estrella al firmamento
me siento un embustero queriendo dar a este sentir un verbo.

Prefiero observarte, sentir que te amo 
y que tu me amas de igual manera 
sin buscarnos otra meta 
que la de seguir amándonos.

Julián Bozzo.


sábado, 17 de diciembre de 2016

IDENTI-UNI-DAD



Cuando nuestra identidad se funde 
con la tierra y el cielo












viernes, 9 de diciembre de 2016

La Alegría De Ser Amateur


POEMA DE JEFF FOSTER

Los expertos se quedan atascados en sus cabezas. 
Los expertos se inmunizan a la creatividad. 
Los expertos tienen todas las soluciones, ¡sin embargo no conocen la vida!

¡Naciste para ser amateur! 
 Así que sé un amateur. 
 Ser amateur está mucho más cerca de tu naturaleza.


El amor es visible y además toma formas inesperadas
FITO ESPINOSA

Amateur* significa ‘amante’. 
El amante no es ‘menos que’ el experto. 
El amante simplemente se mantiene cerca de la experiencia cruda, 
cerca de la maravilla de ser.

El amante está fascinado. 
El amante no tiene las respuestas. 
El amante ama las preguntas demasiado. 
Y las dudas. 
Y el placer, el dolor, la confusión, la tristeza. 
El amante conoce la alegría de cometer errores.


El cielo brilla en su corazón
FITO ESPINOSA

El experto se fuga a través de sus conceptos ingeniosos. 
El amateur permite todo de la vida. 
El amateur no tiene una imagen de cómo debería ser el momento presente. 
El amateur no está en resistencia. 
Entonces puede fluir libremente, suavizándose en el dolor. Entonces ama plenamente, incluso cuando duele.

El ‘conocimiento’ del experto a menudo lo ciega, 
haciéndolo parecer frío y lejano. 
El ‘conocimiento’ del experto es donde se esconde, 
jugando a ser ‘maestro’ o ‘gurú’ o ‘terapeuta’, 
sin embargo sigue siendo un niño asustado en el fondo.


El abismo hacia el corazón
FITO ESPINOSA

Ahora sabes por qué 
siempre te sientes como un amateur, 
y por qué nunca ‘encajas’, 
y por qué siempre te ves como ‘menos que’. 

Porque el amateur es presencia. 
Fresco, espacioso, inocente, abierto para ver, curioso y vivo. 
Y eso es lo que eres. 
Y no es ‘menos que’. 
Es pura vida. Es como puedes amar.

Mantente como amateur, entonces. Tiene gran valor. 
Es una fuerza sanadora en un mundo enloquecido con el ‘conocimiento’.





Amigo, 
 lo único 
 en lo que has sido experto 
 es en ser tú mismo - 
 original, único, 
 imperfecto pero hermoso. 
 Y tan vivo. Tú eres un completo amateur, 
 ¡y ese es tu poder!

Amateur: palabra de origen francés que significa ‘el que ama’.

domingo, 4 de diciembre de 2016

CÓDIGO DE VALORES






¿Estamos siendo presos de los "valores de occidente"?










viernes, 25 de noviembre de 2016

EL CUERPO SABE



Si escuchas al cuerpo, nunca comerá en exceso ni nunca menos.


Algunos científicos han estado trabajando en este problema y han descubierto un fenómeno muy interesante: los niños pequeños comen cuando tienen hambre y se van a dormir cuando tienen sueño; ellos escuchan a sus cuerpos. Pero los padres, los confunden, los obligan: "Es la hora de la cena, o de la comida, o de esto y aquello, o es hora de dormir; ¡venga!". No les permiten seguir a sus cuerpos.


Así, un investigador probó a dejar a niños a su libre albedrío. Trabajaba con veinticinco niños; no se les obligó a dormir ni se les forzó a levantarse. Durante seis meses no se les obligó a nada. Y de ello sobrevino una comprensión muy profunda.

Durmieron estupendamente. Tuvieron menos sueños, sin pesadillas, ya que las pesadillas procedían de las imposiciones de sus padres. Comían bien, pero nunca demasiado; tampoco menos de lo necesario, y a veces incluso no comían nada. Cuando el cuerpo no lo sentía, no comían y nunca se enfermaron debido a la alimentación.

Se llegó a entender algo que nadie hubiera sospechado, algo milagroso. ¡ Fue todo un descubrimiento! Se llegó a entender  que si un niño enfermaba, entonces no comía ciertos alimentos. Y los científicos trataron de entender por qué no comían esos alimentos: los analizaron y descubrieron que, para esa enfermedad en particular, esos alimentos eran nocivos, ¿Cómo podría haberlo sabido el niño? El cuerpo sabe.

Y cuando el niño estaba creciendo, comía más de aquello que era necesario para su crecimiento. Entonces lo analizaban y descubrían que esos ingredientes eran de gran ayuda para el crecimiento.

Texto extraído del libro El libro de la nada de Osho.




LA DUALIDAD DUELE



DUALIDAD: vida/muerte, hombre/mujer, noche/día, amor/odio. La palabra AMORODIO es más real. Si pides sólo amor aparecerá el odio. Si pides sólo rosas aparecerán las espinas, etc.




"Si la vida trae nacimiento, confías en el nacimiento; no te quejas. Si la vida trae muerte, confías en la muerte; no dices que no está bien. Si la vida da, está bien, si la vida quita, está bien. Eso es confianza". (Osho) 

 Y desapego (o camino del medio):









LA DUALIDAD DUELE




DUALIDAD: vida/muerte, hombre/mujer, noche/día, amor/odio. La palabra AMORODIO es más real. Si pides sólo amor aparecerá el odio. Si pides sólo rosas aparecerán las espinas, etc.


DUALIDAD



"Si la vida trae nacimiento, confías en el nacimiento; no te quejas. Si la vida trae muerte, confías en la muerte; no dices que no está bien. Si la vida da, está bien, si la vida quita, está bien. Eso es confianza". (Osho) 

 Y desapego: